SPA DE CERVEZA

Cuando pensamos en un spa nos viene a la mente aguas termales pero nunca se nos ocurría imaginar un balneario de cerveza.

Como buenos crafters nos gusta descubriros cosas nuevas dentro del mundo de la cerveza artesana.

Un spa con cerveza es una experiencia única para deleitarnos de los pequeños placeres de la vida.  El baño consta de agua mineral, cerveza, extractos naturales aromatizados, malta y lúpulo. Introducirse en estas aguas tan inusuales aporta una sensación incomparable ya que la espuma de la cerveza crea una pequeña capa en la piel muy agradable. Los 20 minutos que dura la experiencia nos aporta beneficios como: rejuvenecimiento  de la piel, brillo en el cabello, limpieza de poros, tratamiento contra la psoriasis, el acné y la celulitis o la reducción del estrés. Si además bebemos un poco de cerveza artesana, los buenos cerveceros estamos en la gloria.

Se recomienda no ducharse durante las 12 horas posteriores para que el tratamiento sea eficaz. Y para los que lo estuvieran pensando, aunque nos hayamos tomado un buen baño de cerveza, no oleremos ni a malta, ni a lúpulo ni a alcohol sino a extractos de hierbas naturales. 

Hoy por hoy, para tomarnos un buen baño de cerveza tenemos que viajar. Para los que quieran algo cercano, Valencia dispone del primer spa de cerveza de la península; si no otra opción es coger un avión hasta la República Checa, el paraíso para los cerveceros.

Esperamos poder anunciaros pronto un spa de cerveza artesana en Barcelona porque seremos de los primeros en bañarnos en su espuma.

Comments are closed.